04 Ene 2020

El régimen de la maquila está regulado por la Ley N.° 1064/97. A través de este régimen, los inversionistas pueden introducir temporalmente bienes, productos o servicios en el país para que puedan ser montados, reparados o procesados ​​para su posterior exportación, una vez incorporado el valor agregado o el “elemento paraguayo”.

Paraguay ha sido reconocido como un lugar atractivo para instalar una maquila por dos razones principales (i) incentivos fiscales reconocidos por ley y (ii) ya que aproximadamente el 65% (sesenta y cinco por ciento) de la población paraguaya tiene menos de 35 años, lo que se traduce en una mayor disponibilidad de mano de obra.

¿Quiénes pueden beneficiarse de este régimen?

Tanto los individuos como las entidades, nacionales o extranjeras, pueden ser beneficiarios de los incentivos reconocidos para las maquiladoras, siempre y cuando estén domiciliadas en el país.

Las empresas extranjeras pueden beneficiarse del régimen de la maquila, independientemente del tipo de estructura empresarial elegida para incorporarse en Paraguay (es decir, Sociedad Anónima, Sociedad de Responsabilidad Limitada, Sucursal).

No hay limitaciones en la participación del capital nacional o extranjero en la industria maquiladora.

No existen restricciones con respecto a los bienes, productos o servicios que se pueden incluir.

¿Cuáles son los beneficios del régimen?

Suspensión de todos los impuestos y derechos aplicables a la importación de materias primas, insumos y bienes de capital necesarios para el desempeño del programa de maquila. La Autoridad Aduanera exigirá una garantía por el mismo valor de los impuestos suspendidos en forma de pólizas de seguro, warrants o garantías bancarias. La garantía será cancelada y devuelta en ocasión de la exportación de la mercancía.

Tributo Único: El único impuesto aplicable a las maquiladoras es un régimen tributario único del 1% (un por ciento) sobre el valor agregado en territorio nacional o sobre el valor de la factura emitida por orden de la matriz.

Exenciones Fiscales: Con excepción del tributo único y los impuestos establecidos por ley para las ventas en el mercado interno, el contrato de maquila y las actividades de la maquiladora están exentos de todos los demás impuestos nacionales y municipales.

Impuesto al Valor Agregado: Las maquiladoras pueden recuperar el crédito fiscal por sus compras de bienes y servicios en el país.

¿Cuáles son los requisitos para ser beneficiario de este régimen?

El Consejo Nacional de la Industria Maquiladora de la Exportación – CNIME– es un órgano consultivo del Ministerio de Industria y Comercio y del Ministerio de Hacienda. Es responsable de la evaluación y aprobación del programa de la maquiladora.

El CNIME está compuesto por representantes de ambos Ministerios, del Ministerio de Relaciones Exteriores, del Banco Central y de la Secretaría de Planificación Técnica para el Desarrollo Económico y Social.

La maquiladora debe desarrollar un “programa de maquila” y someterlo al Consejo de Maquila para su aprobación.

La aprobación del programa maquiladora se reconoce en una resolución emitida tanto por el Ministerio de Industria y Comercio como por el Ministerio de Hacienda, a través del CNIME.

La maquiladora debe comenzar sus importaciones temporales dentro del año posterior a la fecha en que se aprobó el programa de maquila. La maquiladora puede solicitar la autorización del CNIME para prorrogar este plazo una vez por hasta 3 (tres) meses.

En Altra Legal contamos con un equipo consolidado que te asesorará con un estudio de factibilidad de tu programa de maquila, dictaminado, incluso, sobre la posibilidad de acceder al certificado de origen MERCOSUR.

Para mayor información sobre Régimen Maquila contacte a la Abg. Karin Kennedy kkennedy@altra.com.py